domingo, 28 de marzo de 2010

Escenas de cultura digital y educación en medios con docentes y bibliotecarios



El 17 de septiembre del año pasado tuve una participación en un programa de radio del ministerio de Educación de la pronvicia de Buenos Aires donde me entrevistaron sobre la utilización de las nuevas tecnologías en la enseñanza en relación a mi trabajo con los adolescentes de secundaria en la red. Entre otras cuestiones intercambiamos opiniones con la conductora sobre el uso del celular en el aula y la autoridad de la wikipedia como fuente fiable de información.

También comenté aquel caso, que los pocos pero fieles lectores de este blog se acordarán. Esa vez que escuché en la biblioteca a alumnos de primaria buscando información para un trabajo práctico y la maestra les había prohibido, si esa es la palabra, buscar en internet. ¿Por qué dejar ese recurso de lado para que los alumnos aprendan a aprender en la red?. Y, además, no es libros si e internet no. Sino que se deben complementar.

Todavía me sigo encontrando con casos similares pero, a mayor nivel. Me encuentro en la biblioteca de la universidad comentarios parecidos de algunos de los alumnos que algunos profesores universitarios también quieren que no trabajen con recursos de internet.

Esta diyuntiva me hace acordar el discurso y acciones de muchos docentes en la década del noventa que demonizaban a los medios, en especial a la televisión. Muy pocos docentes han trabajado con programas de televisión como recursos didácticos. Y me animo a decir que incluso en la actualidad. ¿Pasará el mismo descuido con la potencialidad de aprendizaje que tienen los medios masivos en relación con Internet de parte de los docentes?.

En ese programa traté de hablar desde mi rol docente y mi visión bibliotecaria en relación a las TICs, a la información y a tratar de mejorar las prácticas docentes. Cuestiones que implican mucho ensayo, experimentación y no siempre se trata de aplicaciones exitosas. Ya comentaré en venideros post sobre el proyecto Periodismo 2.0 en la escuela secundaria que estoy desarrollando con mis alumnos.


Escenas de educación en medios en la biblioteca




Y si hablamos de radio me viene a la mente un fragmento en historieta de un libro que conseguí esta semana (muy recomendable a docentes y los que le interesa la educación media): "Escuelas en escena. Una experiencia de pensamiento colectivo", de Silvia Duschatzky, Gabriela Farrán y Elina Aguirre. Allí unos alumnos concurren a la biblioteca a realizar un programa de radio donde al final de la historia hacen participar la bibliotecaria de la escuela. La historia muestra otras cuestiones como la participación, el lenguaje juvenil y el adulto, y esta idea de los vínculos entre las generaciones con diferentes ritmos, aprender en dominios diferentes, ir hacia el encuentro entre docentes y la diversidad de cultura de los alumnos.

Desde hace más de cinco años que estoy realizando una tarea en conjunto biblioteca-medios-educación junto a la bibliotecaria de la Escuela Media Nº 2, Ana Francione en la que tengo la materia de periodismo. Allí envío a un grupo de tres o cuatro alumnos en el horario de clase a la biblioteca y buscan en Internet en la página de los diarios electrónicos las noticias del día, arman un micro de radio, envían al mail de la materia la estructura del programa y cuando terminan pasan a realizarlo oralmente delante de sus compañeros, quienes después expresan los puntos débiles y fuertes de la presentación.

La biblioteca es la base de operaciones de la materia. Y la bibliotecaria interviene activamente en la realización del programa orientando a los alumnos en las noticias y como trabajar con el material. Y por supuesto trabajando junto y con las TICs en la biblioteca. La biblioteca como espacio de lo impreso quedó en el pasado. Lo impreso es un espacio más, lo importante que se está convirtiendo en un lugar más de aprendizaje, y no de depósito de libros.

En el post anterior vimos como un video muy bien realizado sirve para complementar otros tipos de contenidos más expositivos. Y empezar a dejar de ser nosotros, los docentes, como los centros del aprendizaje. Y los bibliotecarios en un proceso inverso deberíamos convertirnos en líderes en relación a los recursos de información, tomar un rol protagónico hacia la generación de una cultura digital de aprendizaje que no apunte solamente al ocio.

No hay comentarios.: