jueves, 6 de marzo de 2014

Actividades educativas del bibliotecario 2.0

Biblioteca Nacional de Noruega. Fuente: FLICKR

El bibliotecario 2.0 en su razón ser apuesta a la formación y al aprendizaje permanente personal, profesional y la de sus usuarios.  Algunas de esas actividades son:

●   Buscar de modo permanente información o contenidos en Internet potencialmente valiosos para sus estudiantes.

●   Seleccionar/filtrar aquellos contenidos que considere relevantes para las clases y ofrecérselos al alumnado bien creando un entorno digital donde dichos contenidos estén organizados, bien publicitados en los espacios de comunicación digital que utilizan habitualmente sus alumnos y los docentes (bien Moodle, Edmodo, Facebook, Twitter y otras redes)

●   Crear escenarios o entornos de aprendizaje virtual desde la biblioteca a partir del remix o mezcla de unidades o piezas diversas que están disponibles en Internet. En estos entornos  2.0 caben los objetivos de aprendizaje, solicitud de actividades o acciones a desarrollar por los estudiantes, ofrecer guías u orientaciones para cumplimentar la actividad, y a ser posible, los criterios de evaluación de la misma. Con la asesoría de los docentes.

●   Animar, supervisar y tutorizar la interacción comunicativa que desarrollan sus estudiantes en la red, en general, y de modo más específico en las redes o espacios de comunicación propios de la biblioteca en los entornos digitales.

●   Dar visibilidad a las producciones digitales de sus estudiantes en la red de modo que otras aulas y colegios conozcan lo que realizan desde la biblioteca en la web social, y sobre todo a las familias para que sean conscientes de la productividad académica, cultural e intelectual de sus hijos. 


De esta manera, el bibliotecario 2.0 se transforma en un asiduo protagonista en las redes sociales desde el punto de vista de la educación 2.0. La mentalidad "wiki" y conectivista se hará carne en sus actitudes. Por eso, para ser promotor de las culturas digitales es imperativo que conozca y se construya en la cultura de la convergencia de medios, donde el libro es un soporte más y los lenguajes multimediales son claves. 

Para Dolors Reig, es una tendencia creciente en educación del aumento del tiempo de estudio online, aprovechando las ventajas de que las plataformas de trabajo que se usan en muchas escuelas están en “la nube”, en internet, y disponibles desde cualquier lugar y momento.  Reig desarrolla la idea del aprendizaje aumentado y es el usuario que tiene en la web y los dispositivos móviles como el espacio protagonista del aprendizaje del ciudadano. 

Ese aprendizaje aumentado desafía aún más a los bibliotecarios para mostrarse activos en propuestas de educación a través de la formación en la utilización de dispositivos móviles digitales y formar en habilidades en cómo utilizarlos desde el punto de vista educativo. 


Share/Bookmark

miércoles, 26 de febrero de 2014

Replanteo del bibliotecario tradicional ante la educación 2.0



Replanteo del bibliotecario tradicional

En la educación tradicional, el bibliotecario es el encargado de la biblioteca escolar. Esta es el espacio físico donde la información y la lectura complementan el hecho educativo que sucede en las aulas de una institución educativa. Tradicionalmente este bibliotecario es el mediador y promotor de la información y la lectura pero con la llegada de las nuevas tecnologías de la información todo cambió. Los alumnos y profesores realizan sus actividades informativas y de lectura a través de otros soportes, no necesitan ir a la biblioteca, y el recurso es un ordenador conectado a Internet o su dispositivo móvil y ya no más solamente el libro. Y en estas actividades de búsqueda de información en la red, se prescinde de la asistencia de un bibliotecario.

Los bibliotecarios no pueden quedarse realizando las tareas tradicionales con el libro tradicional. El acomodamiento y aplacamiento se expresa en la biblioteca y el bibliotecario anclado en el soporte impreso, cuando la realidad de los usuarios marca que lo digital es parte de sus vidas. El único paradigma que toman como válido es el libro impreso, dejando de lado las experiencias digitales.

Incluso, nos encontramos con el bibliotecario tradicional educativo anclado con la tecnología del siglo pasado también sigue siendo el mismo: cataloga y clasifica materiales impresos en un catálogo automatizado pero no lo pone a disposición de los usuarios, utiliza la computadora para armar fichas bibliográficas, organiza actividades totalmente presenciales, difunde solamente actividades de la biblioteca en entornos digitales, se ancla en su rol de promotor de la lectura de material impreso. Si los bibliotecarios no protagonizan la formación de los usuarios en aprendizaje informacional y digital de los alumnos y docentes, estos seguirán buscando respuesta de la distancia que se produce del mundo digital y las aulas escolares desde sus ordenadores, mientras la biblioteca será un lugar en el olvido de la memoria de la cultura del siglo pasado.


Rediseño del bibliotecario en la educación 2.0

Sin embargo, el ingreso masivo de las tecnologías de la información y la comunicación en las instituciones educativas necesita que el bibliotecario replantee su rol. Y este bibliotecario en la educación 2.0 deberá posicionarse ocupando un rol educativo en el ecosistema digital. En definitiva, la biblioteca es lo que hace el bibliotecario en ella. Para seguir en esta línea, es central su apoyo al docente para que indague y actúe en lo digital para darle un sentido pedagógico e informacional que pueda transmitir a sus alumnos.

Los desafíos que se le plantean al bibliotecario en la educación son:

·         Abandonar el modelo tradicional del bibliotecario como “guardia” del “depósito” de libros.

·         Construir una identidad digital como bibliotecario y ser un internauta especializado en los espacios ciudadanos en línea

·         Posibilidad de desarrollar habilidades digitales para propiciar en los alumnos y docentes la creación de plataformas digitales donde exponer sus entornos de aprendizajes, como vimos anteriormente. 

·         Promover la construcción una biblioteca en los entornos 2.0, basado en el aprendizaje digital.


Importancia del bibliotecario escolar 2.0

Para cualquier bibliotecario en la educación 2.0 el aprendizaje permanente es su razón de ser para ser competente en desarrollar nuevas funciones o tareas que ocurren en el ciberespacio. Y a la vez, entremezclar su experiencia digital en las instituciones que transcurre. Los bibliotecarios en el entorno digital piensan a la biblioteca como un espacio generador de experiencias de aprendizaje en relación a las múltiples alfabetizaciones con los propios alumnos y profesores como usuarios. El espacio digital de la biblioteca propicia el encuentro con los contenidos especialmente con lo digital.

La importancia aquí reside en que el bibliotecario promueva estos espacios de producción de  materiales abiertos en los cuales el profesor pueda interactuar no solamente con los alumnos, sino con los contenidos y reapropiarse de ellos para realizar una nueva versión. Si tenemos en cuenta que son las redes sociales de aprendizaje digital las que nos permiten reapropiarnos de esos contenidos siempre y cuando desarrollemos competencias para abordarlas en los alumnos y profesores desde los espacios de la biblioteca. Lo que hace el bibliotecario ante el profesor y el alumno en estos espacios es central. Por eso también es importante la actitud de un aprendizaje permanente, activo, en cualquier momento y en cualquier lugar, fundado en la colaboración en todo momento y lugar.

Share/Bookmark

sábado, 15 de febrero de 2014

Video "El bibliotecario": la biblioteca y el uso de facebook como alfabetización digital


Como ejemplo de lo que vengo comentando y reflexionando en este blog sobre la biblioteca conectiva y en los entornos digitales me encontré con este video sobre un bibliotecario guatemalteco.

El pequeño pueblo guatemalteco de San Juan La Laguna es sólo accesible por un camino en solitario o en barco. Aunque los pobladores comenzaron a usar Facebook en los teléfonos con funciones hace unos años, sólo hay unos pocos cafés de Internet en la ciudad, y que cobran, de modo único la biblioteca del pueblo es el único lugar para iniciar sesión en un escritorio de forma gratuita. Allí, bibliotecario Israel Quic utiliza Facebook para inspirar a la alfabetización digital y la preservación de la lengua maya. 

El uso de una página de Facebook, y, más recientemente, un grupo de Facebook dedicado a la comunicación en el idioma maya local Yisrael está luchando para traer una de las partes más valiosas de la historia de su comunidad en el futuro. Esta es una de las 10 historias que celebran 10 º aniversario de Facebook y una década de conexiones que son posibles a través de la plataforma.

Fuente: Facebook Stories

Otro enlace para seguir leyendo: La historia del bibliotecario de facebook


Share/Bookmark

viernes, 14 de febrero de 2014

Interrogantes sobre la lejanía de la biblioteca de instituciones educativas de la educación 2.0

Fuente: ia  webtrends 2007
A principios de la primera década de este siglo, las instituciones educativas como las universidades, las escuelas y las bibliotecas tradicionales están atravesando lentamente un viraje hacia el mundo tecnológico y digital, con la inclusión de las tecnologías de la información y la comunicación. En el ámbito educativo, el Estado de varios países latinoamericanos han propuesto medidas para la introducción de tecnología en los sistemas educativos de nivel básico y secundario, y en particular en las aulas y no siempre en las bibliotecas escolares, tomando el modelo 1 a 1. En Argentina ya se han entregado más de 1 millón de notebooks a alumnos de  nivel secundario.

Puedo hablar desde mi experiencia, a dos años de desarrollarse el plan, he encontrado por parte de los profesores y los bibliotecarios, preocupación, ganas de aprender y desorientación, entre otras sensaciones, a pesar de la gran oferta de cursos de formación, por parte del Ministerio de la Nación y otras jurisdicciones educativas en Argentina, tal y como lo señalaron Dussel y Quevedo (2010).
En estos momentos del modelo 1 a 1[1], la introducción de la tecnología digital en el aula y en las bibliotecas escolares genera una sensación de incertidumbre y pone en cuestionamiento la centralidad docente como eje protagonista de la enseñanza. Esto queda demostrado, además, por el mismo sistema educativo que no provee el acceso a internet desde las escuelas conectadas, sino un acceso a una intranet a través de un piso tecnológico. Por lo tanto, en las aulas del 1 a 1, por lo menos en Argentina, Internet es un espacio vedado para el aprendizaje digital, colaborativo y llevar adelante la educación 2.0, dentro las aulas y las bibliotecas, a pesar que hay iniciativas docentes más allá de estas imposibilidades.

Interrogantes

El interrogante mayor que trato de responder, reflexionar aquí desde algunos post es qué nuevos espacios y roles bibliotecarios podríamos ocupar, reflexionar, definir y construir ante este escenario donde la biblioteca real está alejada y "desconectada"  de los entornos de la educación 2.0. O sea la necesidad de articular nuevos paradigmas digitales de la biblioteca más allá de la utilización de recursos (digitales o no) "masticados" curricularmente y de las limitaciones del modelo 1 a 1, principalmente en contextos latinoamericanos donde abunda la paupérrima conectividad escolar y ciudadana, la falta de personal formado en cultura digital en las bibliotecas. 

Más preguntas me hago para seguir intentando desde este espacio esbozar una respuesta tentativa a:
  • ¿Cómo hacer para empezar a asociarse también a la biblioteca al aprendizaje digital y que sean líderes en la cultura digital escolar y ciudadana? 
  • ¿De qué manera se debe configurar la tarea bibliotecaria teniendo en cuenta las posibilidades de tecnologías móviles, ubicuas y dispersas en la red?
  • ¿Cómo trabajar junto al docente en la complementación de las tareas digitales si la enseñanza y aprendizaje se dan en formas virtuales?
  • ¿Si el libro ha dejado de ser la fuente principal de aprendizaje e información las bibliotecas y los bibliotecarios deberían replantearse totalmente su rol? ¿Qué nuevas tareas y actividades en línea son necesarias y cuáles deben dejarse de lado?.
El desafío: construir una biblioteca protagonista y adelante de los cambios en el aprendizaje y la cultura digital. Todavía tenemos la oportunidad los bibliotecarios de crear esa biblioteca cada día, pensando en que los alumnos,docentes y directivos vean en la biblioteca sea el centro de la cultura digital cotidiana en cada escuela e institución educativa. Tratando ese día a día de disminuir la brecha digital e informacional que define a cada uno de los actores educativos. La cultura de la participación (digital y presencial) en la construcción del conocimiento como premisa del bibliotecario escolar y de instituciones educativas como valor esencial de los profesionales de esta era. 



[1] Un alumno por computadora.

Share/Bookmark

lunes, 10 de febrero de 2014

La biblioteca como generadora de espacios en experiencias de aprendizaje digital

Pensar la biblioteca en la educación 2.0 implica más que en un “centro de recursos de aprendizaje” ya que debería darle cabida a experiencias de aprendizaje variadas, con libros, con tecnología digital en línea y presencial con otros "materiales manipulativos” no tradicional poniendo el eje en la promoción de la creatividad en todos sus órdenes. Por lo tanto, la biblioteca en este contexto provee a los alumnos de experiencias ricas y valiosas en el ecosistema digital como espacio de cultura y conocimiento. La biblioteca como un laboratorio y taller de promoción de diferentes tipos de aprendizajes digitales (Cobos Romaní y Moravec, 2011):

1)    Aprendizaje permanente (lifelong learning): este aprendizaje promueve el desarrollo del potencial humano a través de un proceso continuo que estimula a los individuos a adquirir de manera constante los conocimientos, valores y habilidades que requieren a lo largo de su vida, aprovechando con creatividad todas las circunstancias y posibles entornos para aprender nuevos saberes principalmente los relacionados con la alfabetización informacional.

2)    Educación expandida: es un concepto que engloba las nuevas formas de educación, que incorporan los procesos sociales y comunicacionales que ha provocado Internet y se adaptan a ellos. La educación puede suceder en cualquier momento, en cualquier lugar. Dentro y fuera de los muros de la institución académica. La biblioteca expandida, diseminando recursos y promoviendo habilidades informacionales en los usuarios para moverse en forma educativa en diferentes dispositivos.

3)    Edupunk: es un neologismo, usado en inglés para referirse a una ideología concerniente a las prácticas de enseñanza y aprendizaje que resultan de una actitud tipo “hazlo tú mismo” (HTM o DIY, por sus siglas en inglés). En esta manera de aprendizaje la biblioteca “edupunk” suele ir más allá del aprendizaje formal, y preparar sus actividades para que los usuarios sean construyan sus propias herramientas y espacios de aprendizaje (Piscitelli y otros, 2012).

4)    Aprendizaje ubicuo: el aprendizaje ubicuo (Cope y Kalantzis, 2010) representa un nuevo paradigma educativo que, en buena medida, es posible gracias a los nuevos medios digitales. El desarrollo tecnológico posibilita que prácticamente cualquier persona pueda producir y diseminar información, de modo que el aprendizaje pueda tener lugar en cualquier momento y espacio. Esta noción de “en cualquier momento/en cualquier lugar” aparece a menudo descrita como “ubicua” en la literatura sobre TIC. Desde esta idea basamos a la biblioteca.

Para que estas ideas del aprendizaje se puedan aplicar es necesario que la biblioteca y toda la escuela y lasinstituciones educativas del Estado estén conectadas a Internet y con acceso libre, e incluso toda la sociedad. Cuestiones que escasea en las bibliotecas latinoamericanas. Desde mi punto de vista, tanto la formación del bibliotecario y que la biblioteca tenga las herramientas tecnológicas de conectividad son cuestiones necesarias para la inmersa en la cultura digital 2.0.

Quizás ese sea uno de los limitantes que las bibliotecas de las instituciones educativas no ingresen todavía en la educación 2.0. Sin embargo, creo que el limitante mayor no es la conectividad sino la formación tradicional que cuentan los bibliotecarios escolares yde instituciones educativas con respecto a la tecnología. Aunque en algunos caso es cierto que falta el apoyo de las autoridades educativas y del claustro docente. La realidad escolar en Argentina muchas veces muestra este panorama.

No alcanza con estar por estar en los espacios 2.0, no es solamente tener presencia, sino desarrollar una filosofía y pragmática donde los alumnos y docentes sean “emirec”, “prosumidores”, protagonistas esenciales de la cultura participativa y la inteligencia colectiva.


Figura  1. Youmedia http://www.youmedia.org/

Como ejemplo concreto de una biblioteca orientada al aprendizaje digital están los llamados “YouMedia”[1] son espacios creados en algunas bibliotecas escolares norteamericanas que se trabaja por proyectos extraescolares que promueven actividades relacionadas con la producción de contenidos digitales por parte de los jóvenes participan. Las bibliotecas se transforman en un taller, en laboratorio de producción de contenidos mediáticos y digitales, donde el aprendizaje ocurre más allá de las aulas. Los “Youmedia[2]” están divididos en zonas inspiración, de producción y laboratorios de exhibición. 

Los “YouMedia” son bibliotecas que propician la escuela 2.0, ya que promueven el acceso y la promoción de la cultura de la participación, cuestiones que deben ser un derecho de todo estudiante y docente. Para que los recursos fluyan de lo digital a lo presencial en la biblioteca de la educación 2.0 emponderando en actitudes que potencian el aprendizaje de todo tipo. Aquí, el bibliotecario ya no solamente como intermediario, sino actuar en diferentes roles, que ya veremos en los siguientes post.

Fuentes:
  • Cobo, C.. Moravec, J. (2011). Aprendizaje invisible: hacia una nueva ecología de la información. Barcelona: Universidad de Barcelona.
  • Piscitelli, A.; Adaime, I.; Binder, I. (comps.) (2010). El proyecto facebook y la posuniversidad: sistemas operativos sociales y entornos abiertos de aprendizaje. Buenos Aires: Ariel.
  • Cope, Bill; Kalantzis, Mary (2009). Ubiquitous Learning. Exploring the anywhere/anytime possibilities for learning in the age of digital media. Illinois: University of Illinois Press. 



[1] “Construido y diseñados con una beca de la Fundación MacArthur, los nuevos laboratorios ayudarán a los jóvenes a ser responsables y creadores de contenido, y no sólo los consumidores de la misma”. Citando en http://brmu.blogspot.com.ar/2012/02/cool-bibliotecas.html
Share/Bookmark

martes, 4 de febrero de 2014

Las Bibliotecas Escolares de la Región X (Bs As) y su situación actual en respuesta al proceso de transformación educativa

Mario Fretes es capacitador de bibliotecarios escolares del Centro de Documentación e Información Educativa (CENDIE) de la provincia de Buenos Aires y comparto la ponencia que realizó el 25 de octubre de 2012 en la 2° Jornada de Bibliotecas Públicas y Escolares de Luján sobre la situación de las bibliotecas escolares de la Región X del oeste bonaerense.

Quiero reflexionar sobre los datos de una diapositiva que presentó Fretes sobre la poca vinculación que tienen las bibliotecas escolares con la tecnología. Un dato para seguir pensando, cuestión que siempre hacemos desde este blog. Y principalmente el rol del bibliotecario en estos entornos totalmente digitales. Además, quedaría por averiguar el impacto en el nivel secundario del Plan Conectar Igualdad (2010) en las bibliotecas y bibliotecarios escolares del nivel secundario.



Presentación en diapositivas:



Resumen de la ponencia:

Las Bibliotecas han tenido que enfrentar épocas difíciles, en donde establecer sus funciones o estimar el impacto resultante de sus actividades y servicios, eran cuestiones lo bastante engorrosas. En la actual “Era de la Información y la Comunicación”, la aparición de los nuevos soportes informáticos y virtuales, y la relación establecida entre los usuarios de bibliotecas y la tecnología, replantean todo el universo documental; relacionándolo estrechamente con la “alfabetización informacional” y la Educación formal e informal, en busca de compensar la “brecha digital” resultante del desequilibrio en el acceso a la información, e intentando lograr la “democratización del conocimiento”. En este panorama, las Bibliotecas Escolares se reposicionan institucionalmente, para intervenir auspiciosamente en el desarrollo de “habilidades de información” y en el fortalecimiento del proceso de enseñanza – aprendizaje; proponiendo una transformación estructural que las lleve a concretar el modelo de “Centros de Recursos de Enseñanza y Aprendizaje (CREAs)”. Tal es el caso de las unidades académicas de la Región Educativa 10,que reflejan fielmente, este proceso de actualización bibliotecaria y de integración efectiva a la contemporánea “Sociedad de la Información”.

Ponencia:


Share/Bookmark

La distorsión de la biblioteca tradicional de instituciones educativas ante la educación 2.0

Búsqueda en Google  Imágenes sobre "biblioteca escolar"
Los alumnos nativos digitales tienen una dieta digital (Piscitelli) muy diferente a las bibliotecas e instituciones educativas. Se percibe una distorsión entre lo que esos jóvenes hacen con la tecnología digital en su vida cotidiana con respecto al acceso a la información y la tecnología de las bibliotecas y bibliotecarios de instituciones educativas tradicionales. Las bibliotecas todavía se construyen basadas en el concepto acotado tradicional, que impera en la mayoría de los usuarios, la idea de un lugar donde se almacenan o guardan libros. En la Wikipedia, se propone una definición más amplia de la biblioteca, al referirse tanto a las “colecciones bibliográficas y audiovisuales como a las instituciones que las crean y las ponen en servicio para satisfacer las necesidades de los usuarios.”[1]

El concepto tradicional de la biblioteca de instituciones educativas dice que es aquella que contiene una colección  organizada y centralizada de los materiales informativos que necesita un centro educativo para desarrollar su tarea docente, cuyo responsable es el personal cualificado, y sus actividades deberían integrarse en los proyectos pedagógicos del centro. En esta no se hace referencia a los espacios digitales en los cuales puede desarrollar sus servicios en la actualidad a través de la Web 2.0. Será que el “libro de texto” y los materiales impresos siguen siendo las fuentes de información principales que se encuentran. Mientras tanto, los alumnos al ser los principales usuarios de las bibliotecas tienen como medio de comunicación preferido a Internet en general, las redes sociales, los dispositivos móviles en sus prácticas socioculturales habituales.

Nicholas Carr (2010) describe que “con mucha frecuencia las políticas escolares que prohíben celulares, correo electrónico o sitios de redes sociales en las escuelas, están nadando contra una corriente muy poderosa”. La realidad de las aulas y las bibliotecas dista muchísimo a lo que propone una educación 2.0. Según Aparici (2010), la educación 2.0 presenta una “filosofía y una práctica de la educación y de la comunicación basada en el diálogo y en la participación que no requiere sólo de  tecnologías, sino  de un cambio de actitudes y de concepciones”. 

En estos nuevos entornos de aprendizaje digital, ya no basta formar usuarios básicamente en alfabetización informacional (que son necesarios) sino la propuesta es ir más allá,  y proponer una serie de actitudes y concepciones comunicativas del bibliotecario para orientar la biblioteca en los entornos digitales virtuales abiertas al conocimiento, al aprendizaje en línea a través de redes sociales, formando a los usuarios a desenvolverse en entornos personales de aprendizaje, conectivos, colaborativos y en la Web Social.

Fuentes:
  • Aparici, R. (2010). Conectados en el Ciberespacio. Madrid: UNED
  • Piscitelli, A.; Adaime, I.; Binder, I. (comps.) (2010). El proyecto facebook y la posuniversidad: sistemas operativos sociales y entornos abiertos de aprendizaje. Buenos Aires: Ariel.




Share/Bookmark

viernes, 31 de enero de 2014

Aulas y bibliotecas sin muro

"Las redes sociales nos ayudan a crear nuevos espacios de comunicación en el ámbito académico ya que virtualizan los espacios tradicionales (el despacho, el aula, la biblioteca y el laboratorio). Gracias a las tecnologías de la conectividad estamos redescubriendo y experimentando el alcance de la visión mcluhiana del “aula sin muros”."
 José Luis Orihuela
Share/Bookmark

jueves, 30 de enero de 2014

Construcción de la biblioteca como entorno digital de aprendizaje: espacios ubicuos, conectivos e interactivos.

Si la educación 2.0 tiene como modelo comunicativo que los alumnos/as como profesores/as sean participantes activos en el acto comunicativo (Aparici, 2010), la biblioteca tiene que actuar como promotora de la lectura y la información en los espacios digitales en la producción de conocimiento a partir de la  colaboración y construcción social individual y colectiva en un modelo de comunicación dialógica. Los espacios de la biblioteca desde el punto de vista educativo tendrán que hacerse “carne” de los valores de la interacción y la conexión con los usuarios, alumnos y profesores a través de plataformas abiertas en línea.

Figura 1. Red de aprendizaje del docente (y el bibliotecario) en el pasado. Fuente: Alex Couros (2010)


El gran paso hacia una biblioteca en la educación 2.0 no es solamente tener presencia en los entornos virtuales, sino de qué manera se lo hace. Por eso, la propuesta es que desde la biblioteca se diseñe actividades para que los usuarios se desenvuelvan en competencias digitales e informacionales en el entorno de la web social (Nieves González, 2008) cuyo paradigma central sea la comunicación, la interacción y tenga en cuenta las múltiples pantallas.
Figura 2. Red de aprendizaje del docente (y el bibliotecario) actual. Fuente: Alex Courus (2010)

No solo es construir un espacio de herramientas y un entorno de aprendizaje más. La biblioteca educativa en el entorno 2.0 deberá propiciar la creación de entornos de aprendizaje (PLE) en sus usuarios y establecer conexiones a través de ellos y con ellos, sean profesores, alumnos, otros bibliotecarios distribuidos en la red y que no necesariamente sean de la misma institución educativa. Para la producción de ese entorno de la biblioteca tenemos que tener en cuenta que el PLE (Adell, 2011) consta  de tres partes:

  • las herramientas que uno elige para el aprendizaje: en este caso nos referimos a las que se encuentran en la Web social, que son de carácter gratuitas y propician el trabajo colaborativo y la participación

  • los recursos o fuentes de información: en este apartado es el trabajo más complejo de la biblioteca al buscar las fuentes de información que dependerá exclusivamente de los usuarios de la biblioteca en relación a las temáticas que propicia en el currículo educativo. Buscar las fuentes en facebook, twitter y espacios digitales es la competencia más interesante de los bibliotecarios en este entorno 2.0. 

  • la red personal de aprendizaje que cada uno va construyendo: de esta manera al contactar las fuentes es construir esta red donde la biblioteca se pondrá en contacto con sus usuarios, sean directivos, profesores y alumnos junto a los bibliotecarios. Esta red será ubicua, conectiva y para potenciar el aprendizaje en línea permanente a través de las múltiples pantallas.
Entonces, la identidad digital de la biblioteca se potenciará hacia el aprendizaje abierto y en línea ante cualquier requerimiento de los alumnos y profesores en cualquier momento del día. La colaboración y la interacción potenciarán otro modelo de biblioteca en su rol de aprendizaje 2.0.

La biblioteca como espacio conectivo entre los recursos que puede utilizar el alumno en su vida digital en todo momento. Esto es lo que se llama aprendizaje ubicuo (Carr: 2010). La escuela y la biblioteca dejan de ser el único y principal lugar donde se producen los aprendizajes. La biblioteca como espacio de aprendizaje ubicuo principalmente en el espacio de las redes sociales enseñando a los alumnos a manejarse en el caos informativo, y a discriminar ante la infoxicación y la busura informacional de lo realmente significativo en la red. Esos aprendizajes se construyen especialmente desde la biblioteca en su rol de educadora en los entornos 2.0. Y el bibliotecario cubre un rol imprescindible en este escenario.

Fuentes:
Aparici, R. (2010). Conectados en el Ciberespacio. Madrid: UNED.
Adell, J. (2012). PLE es definido y conceptualizado por Jordi Adell en Conocity. En: Conocity.eu. http://conocity.eu/jordi-mapleando/. Consultado el 27/09/2012.
Burbules, N. y Callister, T. (2006). Educación: riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información. Buenos Aires: Ediciones Granica.



Share/Bookmark