¿Es necesaria la formación del bibliotecario como community manager?

Sigo recopiltando mis comentarios personales en distintos blogs. En esta oporrtunidad me he metido con la figura del Community manager o gestor de comunidades en línea en las bibliotecas, una figura que aún está por construirse. En Argentina ni siquiera se habla del tema en el mundo bibliotecario, pero sí en ámbitos relacionados a los medios de comunicación y empresas comerciales. La necesidad de este nuevo perfil en las bibliotecas recae que el usuario cada vez más se mueve dentro de comunidades virtuales produciendo y compartiendo contenido. Y la biblioteca no puede alejarse de ellos.

Julián Marquina escribió su blog un post  que tituló "La  figura del Community Manager en las bibliotecas". Define al Community Manager dentro de las bibliotecas como "la persona encargada no sólo de las redes sociales sino de cualquier actividad y función que tenga que ver con Internet, la presencia de la biblioteca en la red y la generación de contenidos online". Y se pregunta sobre la necesidad de esta figura en las bibliotecas y si alguien formado en bibliotecología puede realizar este trabajo. 

Después de mi respuesta les dejo un video de Julián Marquina hablando sobre este tema.

"No sé si hace "falta" o es necesaria una "figura" en la biblioteca llamado "Community manager". La formación de este perfil se produce en las redes y no necesariamente en las academias o institutos educativos.

Aunque me considero un "fervoroso" formador en instituciones formales de este tipo de perfiles en la formación bibliotecaria, la cuestión no es fácil porque se choca con varios obstáculos, prejuicios y paradigmas arraigados en la cultura tradicional de lo que debe ser un bibliotecario.
Intento formar en el rol de dinazamizador de contenidos del bibliotecario. Pero a parte de profesores o colegas, encuentro que alumnos entran a la defensiva de la figura del bibliotecario tradicional y aducen que las tareas de un "community manager" (o al menos sus habilidades) no son tareas bibliotecarias.

Coincido en que una de las tareas del bibliotecario es ser un dinamizador de contenidos en sus comunidades de usuarios. Sin embargo, en algunas currículas de la formación del bibliotecario en Argentina (no sé en otro países si la situación es la misma, pero lo que me han contado varios colegas de países latinoamericanos no es tan distinta) han sacado las materias relacionadas con la Comunicación y el Marketing (introduciéndolas en contenidos aislados en ALFIN, si ésta la imparte un profesor actualizado en cultura digital). Cuestiones que van a contramano en éstas épocas y me lleva a decir que por estos lados estamos cada vez más lejos, dándole muchísima importancia a lo técnico por sobre la comunicación de contenidos. Por debajo se da entender la visión tradicional de que los usuarios llegan por sí sólos a la biblioteca, y el ALFIN tampoco por sí sólo resuelve los problemas de comunicación de la colección en la biblioteca.

Para los aspectos comunicativos tengan sí verdaderamente peso en la formación bibliotecológica, tendríamos que discutir la disminución del peso de la formación técnica (obviamente que esto es innegable), para pensar una bibliotecología orientada a lo social y la comunicación verdaderamente".



El post completo con los comentarios muy interesantes: http://www.julianmarquina.es/figura-community-manager-bibliotecas

Share/Bookmark

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Listado de blogs de bibliotecarios iberoamericanos

Replanteo del bibliotecario tradicional ante la educación 2.0