Armar trabajos domiciliarios que se acaba el mundo



Los efectos del avance de la pandemia de la Gripe A han llegado al sistema educativo. Una de las primeras medidas del gobierno provincial y algunos municipios fue suspender el periodo de clases y adelantar el receso invernal. A lo que sumó varias medidas en el ámbito educativo para reflexionar. En algunas pidieron a los profesores que preparen actividades para que los alumnos las realicen en sus hogares. En otras se han armado guardias docentes para atender y seguir preparando actividades para los alumnos. En otras, de carácter privado los docentes siguen concurriendo sin alumnos. He leído que algunas han citado a los padres de los alumnos a cierto horario para que retiren el material. Todo en forma manuscrita.

De golpe, los profesores nos hemos que capacitar en forma acelerada sobre educación a distancia. Estas acciones aparecieron en todos los niveles, tanto en el nivel medio como en el nivel primario. Educar a la distancia y preparar materiales a corto plazo, más allá de lo planificado. Las medidas de prevención nos tomaron desprevenidos a los educadores. Y a sacar con fritas trabajos prácticos.

Me pregunto ante las corridas de directivos, supervisores, maestras, profesores, el sistema está en condiciones de actuar en situaciones como las que estamos viviendo. Pareciera que todo se hace a las corridas, sin asesoramiento, indicaciones. No podemos pensar en ir más allá de la tradición de enseñanza presencial.

Ojalá, que de los efectos de esta pandemia en el sistema educativo surga un debate o propuesta en torno a la educación a distancia e incluso formas de trabajar en el uso de las nuevas tecnologías en el aula, o la educación en línea en pos de mejorar las prácticas educativas tan anquilosadas de nuestro país.

Fuente fotografía: www.prensa.gba.gov.ar

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Listado de blogs de bibliotecarios iberoamericanos

Replanteo del bibliotecario tradicional ante la educación 2.0