"¿Tiene sentido que un móvil, que ya no es solo un teléfono sino una pequeña computadora, se apague en el aula?", por Carlos Scolari




Entrevistado por Alejandro Piscitelli

Carlos Scolari es licenciado en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Rosario, y doctor en Lingüística Aplicada y Lenguajes de la Comunicación. Dirige el Departamento de Comunicación Digital y es profesor titular de Teorías de la Comunicación y Fundamentos de Comunicación Digital en la Universitat de Vic. Produce además digitalismo.com, y es autor de Hacer clic. Hacia una sociosemiótica de las interacciones digitales y No pasarán: Las invasiones alienígenas desde H. G. Wells hasta S. Spielberg. Coordina el Grup de Recerca d'Interaccions Digitals (GRID).


—Hay iniciativas, como las de Hugo Pardo y otros colegas, que intentan ver cómo puede integrarse mejor el móvil en la vida universitaria. ¿Qué opina de eso?


—Hace poco tiempo se dio a conocer públicamente un informe que habla de la situación de la educación en Cataluña y la deja por la tierra. Habla de la caída del nivel educativo, del abandono escolar en la primaria y la secundaria. Luego, y a propósito de ese informe, Manuel Castells publicó en el diario La Vanguardia un artículo muy interesante donde decía que una de las causas podría atribuirse a que no hubo en el sistema educativo de Cataluña una inversión en infraestructura educativa; y la segunda causa la remite al desnivel total entre lo que es la escuela como institución y lo que es la vida de los adolescentes. Los chicos crean sus redes a partir de teléfonos móviles y hacen un consumo diferente de las cosas, dice Castells. Para un chico ir cuatro horas a la escuela a que le cuenten una historia que está basada en un libro es una tortura. Y por más que haya conexión a internet en las escuelas hay un defasaje muy grande entre la formación de los profesores y la realidad cotidiana de estos chicos.

En ese contexto yo me pregunto ¿tiene sentido que un móvil, que ya no es sólo un teléfono sino una pequeña computadora, se apague en la escuela? Se podría utilizar para cuando, por ejemplo, se van de excursión a la montaña, para sacar fotos, armar un blog y mandar cosas a chicos de otras escuelas, utilizar de distintas formas este instrumento. Pero reconozco que esto requeriría una reforma estructural del sistema educativo. Las aplicaciones educativas para móviles aún no están explotadas y en esa línea está trabajando Hugo Pardo.

En la universidad el móvil podría servir, por ejemplo, para descongestionar las matrículas y todo el proceso de matriculación de las asignaturas, cambio de horarios, etc. Sería muy útil que el alumno pudiera tener acceso a todos estos servicios a través del móvil.

—Recientemente tuvo lugar “La Semana Monográfica de la Educación”, realizada por la Fundación Santillana. Allí se presentó un informe cuantitativo del CNICE, del Ministerio de Educación de España, que develó un bajo aprovechamiento de la tecnología en el aula: independientemente del aumento de la cantidad de computadoras y de la conectividad, en las escuelas existe un uso básico de la tecnología. También mostraba que los procesos creativos no ocupan más que un 10% del tiempo en la escuela, y que muchos docentes que usan las TIC en su casa no las usan en el aula. Estos son datos duros, pero si pensamos en el aporte que hizo allí también César Coll , el análisis se hace interesante. Él dice que las gramáticas conservadoras de la escuela no están enquistadas en la aceptación o no de las TIC sino en la fosilización del currículo: el lugar intocable es el currículo. ¿Hasta cuándo cree que la escuela va a resistir con este currículo monolítico, de largo plazo, que exige que los chicos estén en un mismo lugar por muchas horas durante doce años para luego dar exámenes con bajísimos resultados?

—A nivel estructural no sé cuánto es el nivel de fosilización del currículo, pero lo que sí puedo decir es que en España hay un gran problema del que se quejan tanto los sindicatos como los maestros: que no se llega nunca a asentar el sistema educativo. El gobierno de Aznar hizo una reforma educativa, luego el gobierno socialista hizo otra reforma, pero ninguna tuvo el consenso de todos los sectores. En este contexto y con la transformación que vivimos respecto de las formas de apropiarse del conocimiento, la escuela queda mal parada.

—Claro el problema es una cuestión ecología del conocimiento, dónde se lo produce, quién lo produce, cómo se genera. El paradigma de apropiación y de difusión del conocimiento en la escuela es reproductivo, pasa por el libro de texto. Y no es lo que se ve hoy en los chicos, ellos usan y producen la Wikipedia, por ejemplo, una producción colaborativa de conocimiento ¿ A nivel universitario también se da esta antinomia?

—Sí. Aunque el objeto libro en la universidad española es totalmente extraño al alumno, genera rechazo.

—Sin embargo hay muchísimo material editorial nuevo, para las disciplinas sociales…

—Sí, pero la consigna es publicar manuales, materiales introductorios, cada vez menos ensayística, menos texto profundo.

—Recientemente, la noticia de tapa de la revista Newsweek fue Jeff Bezos y el nuevo lector de libros electrónicos Amazon Kindle, y en la tapa decía “no es el fin del libro, pero es el fin del libro en papel”. ¿Qué piensa de eso?


—Habrá que verlo. Hace poco fui al Salón del Libro de Barcelona, una feria muy pequeña, y veía muchos stands de las administraciones públicas, de las comunidades autónomas cuyas publicaciones están relacionadas con compromisos políticos, y pensaba ¡cuántos árboles destruidos sin sentido, cuánto papel! Que el libro siga existiendo, pero entonces hagamos un desarrollo más sostenible del planeta.

Fecha: Diciembre de 2007

Nota completa: http://portal.educ.ar/noticias/entrevistas/carlos-scolari-es-licenciado-e.php

Comentarios

Anónimo dijo…
Estas entrevistas siempre me han agradado, pero, al igual que Burbules en La Pampa hace unos días atrás, me queda la sensación que para la actualidad educativa del país resulta absolutamente lejano, por no decir descontextualizado, e incluso, me pregunto, hasta donde es viable en los países del primes mundo? Hasta dónde un teléfono móvil puede convertirse en una enciclopedia?
Pipioladas sin más....
Sdos
Luciano

Entradas más populares de este blog

Listado de blogs de bibliotecarios iberoamericanos

Replanteo del bibliotecario tradicional ante la educación 2.0