lunes, 28 de junio de 2010

Un locura: libros y pantallas juntos en la biblioteca

Me gusta visitar otras bibliotecas en forma presencial y virtual. De vez en cuando suelo recorrer en  Flickr las imágenes del grupo de bibliotecas y bibliotecarios. La mayoría de ellos anglosajones, europeos y pocos hispanos. Allí suelo encontrarme con la mirada de bibliotecas de otros continentes. ¿Por qué será que a los latinomamericanos nos cuesta tanto compartir las acciones de nuestras instituciones bibliotecarias (y profesionales) en la red? ¿Todo lo tenemos que consultar con nuestras instituciones?. En esas imágenes suelo admirar el desprejuicio de los bibliotecarios norteamericanos al "disfrazar" sus bibliotecas (y ellos mismos) en espacios temáticos de verano para promocionar la lectura.

Pero esta vez quiero comentar sobre dos imágenes que me impactaron sobremanera. Llegué a toparme toparme con la Biblioteca Central de Amsterdam (Open Bare Biblioteke).
 


Desde este blog siempre adhiero a aquellas propuestas bibliotecarias que traten de considerar al usuario sin descuidar el contexto cultural e histórico en que se inserta en este siglo XXI. Y en estas imágenes veo en el espacio físico la convivencia de las pantallas con los libros impresos junto a la idea de una circularidad constante. Los asientos en esta primera imagen también rondan este concepto, dejando de lado la idea lineal, cuadrada del espacio tradicional de una biblioteca. Me gusta la idea de la circularidad. Me gustan las bibliotecas con iluminación, con luz natural, que invite al goce, al placer, al confort, a la apertura. Tengo ganas de sambullirme a esos sillones huevos de las pantallas de las fotografías



Para terminar y leyendo las ideas anteriores no puedo olvidarme lo que una vez me dijo una colega que trabaja en una biblioteca tradicional de mi ciudad ante mi sugerencia de colocar cerca de las estanterías algunas PC para que los usuarios puedan consultar:

- No hay que que mezlcar los tantos. Los libros son distintos a las computadoras. Cada cosa en su lugar. Seré anticuada, pero así es en esta biblioteca. Siempre vos con esas ideas locas.

Mientras tanto, sigo escuchando eterna queja de la baja de socios y usuarios que visitan esa biblioteca.

Lindas las fotos, ¿no?.

No hay comentarios.: