lunes, 3 de agosto de 2009

La escuela secundaria del siglo XXI en la provincia de Buenos Aires

No se ilusionen, en esta propuesta apenas se habla de tecnología en relación a la escuela secundaria del siglo XXI. Y menos de las características del adolescente en la escuela actual. Menos autocrítica. Es un texto divulgativo de la publicación del portal de la Dirección de Escuelas de la provincia de Buenos Aires, ABC Medios. Como la secundaria se convierte en obligatoria, en el texto se resalta muchísimo la inclusión, o sea logar que los chicos estén en el aula a toda costa. Pero ya no se habla de transformaciones, ni cambios, ni planteos. Solamente que los alumnos estén en el sistema. ¿Por qué no proponer un cambio de generar que la escuela secundaria deje de disciplinarse y empieze a parecerse a ciertos espacios universitarios?. O sea subir el nivel, en vez de tratar de alumillos de hace veinte años atrás, que eligan trayectos y puedan elegir materias o "cátedras". Sería interesante mayor cantidad de materias y más trabajo en línea y menos en el "aula". Tener en cuenta las necesidades educativas de cada alumno. Me parece que la educación hoy en día merece un replanteo fuerte. La escuela no tiene que ser un lugar para sacar a los chicos de lo social peligroso. ¿Más o mejor educación?. ¿Los docentes estamos en condicionjes de brindar una mejor educación?.

Volviendo al tema de nuestro blog, los autores de la nota son el Ministro de Educación de la provincia de Buenos Aires, Mario Oporto, y la directora de la rama Media, Claudia Bracchi. Aquí los fragmentos:

- "La nueva escuela secundaria obligatoria de seis años necesita que se generen cambios tanto en el diseño curricular como en el organizativo, lo que obliga al Estado a realizar los aportes necesarios en la formación de los docentes del nivel, a brindar capacitación, actualización y asistencias técnicas, como así también toda la normativa necesaria para acompañar el proceso".

- "(Se implementará) un asistente tecnológico pedagógico por turno. Esta última figura se convertirá en un referente que trabaje en los nuevos lenguajes, para que haya mejores condiciones de enseñanza. “La escuela debe acompañar y reconocer esas nuevas prácticas juveniles y acompañar en su eje central lo que es la enseñanza”, apunta Bracchi".

No se dieron cuenta que la idea de los encargados de los "laboratorios de informática" no va, no sirve, a otra cosa. La mayoría que conozco terminan atrapados por la burocracia institucional, pasando contralor o haciendo tareas administrativas, o sea que a veces me ha tocado ir a la sala de informática sin asistencia pedagógica. Espero que esa figura sea tenida en cuenta y tenga definido el perfil para que no se convierta en otro elemento más devorado por la burocracia.

- "Hubo una escuela para formar para el trabajo y otra para aquellos que querían seguir estudiando. La secundaria de hoy, la nueva, tiene que formar para la ciudadanía, para seguir estudiando y para el trabajo. La secundaria de hoy va a tensar en sus prácticas, que estaban adaptadas a un ideal de alumno único y esperable, con el estudiante actual, que viene con trayectorias educativas y culturales diversas; la escuela secundaria es el ámbito donde naturalmente se exponen
con mayor claridad las problemáticas juveniles. La secundaria de hoy va a tensar por el cruce intergeneracional y por una cultura audiovisual fuerte y de gran influencia."

Ya no es más una cultura juvenil audiovisual contra la impresa adulta. El adolescente construye otro lenguaje más allá de lo audiovisual. La cultura contemporánea es hibridez, mezcla, intercambios y diálogo entre géneros diferentes. Se exige un docente más híbrido que tradicional encajado en una disciplina.

La discusión se abre, ¿se cambiará para no cambiar nada otra vez?.


No hay comentarios.: