sábado, 29 de noviembre de 2008

NUEVO ENTORNO TELEMÁTICO






No basta con la enseñanza tradicional. El espacio electrónico está avanzando, ya que la vida social se está desarrollando en este sector. Por eso, es preciso implementar una escuela electrónica y digital.

Las características de un nuevo espacio social aparecen como un desafío para que la enseñanza a través de nuevas tecnologías. Para Javier Echeverría, este nuevo espacio no es presencial sino representacional, a distancia, depende de redes electrónicas cuyos nodos de interacción pueden estar diseminados en varios países.
Las redes educativas telemáticas son las nuevas unidades básicas de dicho sistema educativo.

“Hay que preguntarse cómo puede desarrollarse los seres humanos en el entorno telemático, en lugar de prestar atención exclusiva a los nuevos artefactos tecnológicos, y cómo usarlos eficientemente” . La pregunta de este autor lleva a reflexionar que la vida social de las personas en la sociedad contemporánea va más allá de las tecnologías en sí, sino que el entorno telemático tiene enormes influencias en nosotros. Desde el punto de vista educativo, no podemas dejar pasar este nueva modalidad. Los educadores tenemos que hacernos cargo de estas modificaciones sociales y generar espacios e instancias para generar herramientas para desenvolvernos en él. De todas maneras, la tecnología sigue teniendo en el imaginario una impronta técnica. Y también, en el ámbito educativo el entorno telemático es un aspecto que se vincula desde el punto de vista funcional. El pensamiento crítico se deja de lado, y el entorno telemático se muestra desde el solo aprendizaje de ciertas habilidades, sin reflexionar la “praxis”.

Ya que las nuevas tecnologías de la comunicación y la información no son sólo medios de comunicación e información sino también un nuevo espacio social que está emergiendo. En el tercer entorno, no hay políticas educativas. Y como los niños aprenden de manera informal, son autodidactas. En la actualidad hay muy pocos escenarios diseñados para la educación. Por eso, el autor propugna el desafío de promover una política educativa para el tercer entorno de carácter telemático. Las políticas serían un conjunto de decisiones acciones encaminadas para que la educación tenga un protagonismo mayor en el desarrollo de capacidades y habilidades para construir conocimiento en el nuevo entorno telemático.

Una de las cuestiones interesantes es que las propuestas de Echeverría en relación al nuevo entorno telemático educativo apuntan a construir herramientas educativas donde sean el centro los procesos de enseñanza y aprendizaje, sin dejar de lado otros tipos de alfabetizaciones. Por eso, también establece que sea necesario elaborar proyectos con profesionales que trabajan con las cuestiones electrónicas: diseñadores gráficos, programadores, etc. junto con aquellos que se dedican a la enseñanza. El trabajo colaborativo entre profesionales de distintas áreas y en forma virtual también es un desafío enorme. Ámbito que en la actualidad se encuentran en camino diferentes puedan converger en pos de objetivos pedagógicos.

Una de las ideas es que este entorno permite pensar en términos globales, en relación a interdependencia y ayuntamiento de redes. Las redes permitirán la posibilidad de interconectarse y de transferir conocimientos y experiencias entre sí. Por esto, tenemos que destacar que el texto de Echeverría nos incentiva a potenciar la imaginación y los sueños de crear algo nuevo, sin dejar los preceptos del aprendizaje permanente con otros. Eso que Vigostky llamó “andamiaje próximo”. Con otros me refiero a otros seres humanos y cualquier tecnología.

Texto citado:
Echeverría, Javier. Educación y Tecnologías Telemáticas. En: Revista Iberoamericana Nº 24. Septiembre – Diciembre 2000.

No hay comentarios.: