lunes, 18 de julio de 2011

Google plus: la formación de bibliotecarios en el beta permanente



El sábado no perdí el tiempo y en algunas de mis materias de Tecnología en la carrera de bibliotecología en el Instituto Mignone de Luján nos largamos con Google plus. Sé que todavía está en "beta" pero es una oportunidad para probar una nueva red social y no está mal desarrollar habilidades  de aprendizaje tecnológico en la formación de bibliotecarios. 

Al principio eramos dos o tres y terminamos con un curso entero participando. Me llevé una grata sorpresa al verlos adecuándose rápidamente a esta nueva red social. En el aula de informática y con las netbooks y las PC nos iniciamos a probar los círculos, editar cada uno su perfil y lo más interesante es realizar las "quedadas" entre varios.


Las "quedadas" es la opción de realizar un video chat en línea entre varias personas a través de sus webcam creo que va a ser el recurso educativo con más potencial. Los alumnos que faltasen por problemas de salud pueden "presenciar" y/o participar en una clase con esta herramienta web. O incluso, ya lo hemos pensado con Skype y se ha realizado en otros cursos, convocar a un especialista u otro profesor que puede aportar a la clase de otro lugar. 

También rápidamente hemos probado los círculos e ingresar a los compañeros en los espacios educativos correspondientes. Los círculos lo pensamos como potencial para segmentar usuarios de la biblioteca que estén en "Google plus" y utilizarlo como un canal de difusión selectiva de la información. Incluso se pueden utilizar como un canal directo de comunicación en la referencia digitalY como en este ejemplo, mientras probamos, pensamos el uso que le podemos dar desde las bibliotecas.

Se dio una de esas clases motivadoras puesto que el aprendizaje colaborativo se dio en su máxima potencia. Con los alumnos nos ayudamos entre todos y se generó un clima y una adrenalina educativa muy fuerte. Observé que se sus experiencias previas en las redes sociales hicieron que se relacionen más plásticamente con esta nueva red social.  

Esta actividad me lleva al objetivo que nos estamos proponiendo desde el área TIC, formar bibliotecarios como alfabetizadores digitales e informacionales. Para ello, ellos primero  tienen que estar formándose constantemente y aprender a aprender en los nuevos servicios de información que están y los que incluso vendrán. Todo esto de forma colaborativa. Viendo que ellos ya están apropiándose de la herramienta es el camino que queremos seguir en su formación. 

La clase ya asumió el estado beta, vamos experimentando, probando, aprendiendo y reflexionando entre todos. Este es el espíritu que más allá de Google plus se está generando en las aulas: estado puro 2.0. Veremos que sucede, y todo sin perder sentido crítico.


Share/Bookmark

Comentario sobre formación 1.0 para habilidades 2.0

Estoy recopilando mis participaciones en la web. Encontré un comentario que realicé a un post de Amalio Rey de "¿Formación 1.0 para habilidades 2.0?". Allí me interesó reflexionar sobre un tema que me apasiona que es la educación en entornos web colaborativos. Y la cuestión se entrometía en ser consecuentes con una filosofía participativa y no caer solamente en discursos sobre ello. 

Aquí les dejo mi comentario y al final del texto el enlace al post (imperdible) de Amalio:

"En todo caso nos seguimos preguntando ¿qué es la formación 2.0?: aprendemos haciéndola, nos formamos en ella. Una especie de aprendizaje invisible. Nos convertimos a su vez en no-alumnos al decir de Piscitelli. Aprendemos en la red y con la red en la conversación permanente. ¿Cómo aprendimos a hablar?. ¿Mis padres fueron a un curso para que les enseñaran a hablar?. Nuestro ADN deviene digital distribuido en el aprendizaje informal en esto que llamamos 2.0. ¿Enseñanza 1.0?. Hay personas que tienen que comer y encuentra en estas cuestiones de la web 2.0 su sueldo o prestigio profesional en congresos, publicaciones y etc. ¿Puedo enseñar algo que aprendo haciéndolo y en la red?.
Redoblo mi apuesta: ¿se puede enseñar concientemente una actitud 2.0 sino se la tiene?. ¿Se la puede enseñar?. Para mí se acompaña. Amalio expresa la idea de la facilitación. Se invita con el ejemplo a la participación de la generación de la inteligencia colectiva. Un acompañamiento participante. Únete, decimos los que estamos enfrente de grupos y queremos que también sean en la red.
Ahora me quiero meter con el tema de la cuestión generacional como que algún día la “actitud 2.0″ llegará por recambio. ¿Es tan así?. ¿Tenemos que esperar que caiga el “rey” para que el pueblo tome la “corona” es instaure un mundo 2.0 mejor a este en que vivimos?.
Igualmente discrepo con las ideas que enfatizan al cambio en las “nuevas generaciones”. Ellas solas no podrán. Tendremos que hacer valer la conversación intergeneracional que los cambios culturales necesitan. Apoyando y modificando nuestro entornos y realidades posibles. A veces pareciera que las “nuevas generaciones” impodrán románticamente un nuevo ecosistema que no sabemos que será. Tampoco tengo respuesta, sino que nosotros los adultos con los jóvenes (que no son tantos en estas discusiones o conversaciones “revolucionarias” como creemos) los que podamos generar otra cosa. ¿Están las nuevas generaciones interesadas por estas cuestiones que discutimos en este post? ¿Cómo los podemos hacer integrar? (No vaya a ser que se les ocurra a los que venimos con la 2.0 que nos borren de un plumazo). Es más veo adultos que a veces manifestamos idealizaciones de lo que fuimos o no fuimos en otras épocas.
Y para finalizar: Amalio, hay cuestiones que no se transmiten (sino estaríamos en lo 1.0 como decís), se contagian.


Share/Bookmark