domingo, 31 de mayo de 2009

Nicolas Burbules: “Los celulares también son una herramienta de aprendizaje”




INCLUSIÓN TECNOLOGÍA EN EL AULA


“Para los educadores sería más fácil pensar en incorporar las tecnologías que los alumnos tienen, y con las que se sienten cómodos, que tratar de hacer que los alumnos usen las tecnologías más caras, o que para usarlas deban trasladarse a algún lugar, como las computadoras. Sucede que los celulares no son solamente teléfonos: son mensajes de texto, un grabador de voz, una cámara digital, permite hacer videos, es una computadora en sí misma. Sólo como ejemplo: tal vez un profesor podría tener en una clase alumnos que entrevisten gente, sacarle fotos con cámara, grabarlo y enviar el material por el celular. Es decir, no es un teléfono sino que es una herramienta de aprendizaje”, señaló Burbules en esta entrevista.


PROHIBICIÓN DE LOS ADULTOS EN RELACIÓN A LA TECNOLOGÍA


—¿Por qué cree que la primera medida de los adultos siempre es, ante los peligros de Internet, prohibir en vez de buscar alguna solución más creativa?

—Sucede que los adultos mismos no tienen experiencia con estas nuevas tecnologías. Para ellos es extraño y poco amigable. Los riesgos son reales, pero los adultos están exagerando por desconocimiento. La paradoja es que la única manera de enseñarle a una persona a ser cuidadoso ante el peligro es enseñarle a lidiar con el peligro, enseñarle acerca de eso y de todas las implicancias que puede llegar a tener. Si la gente joven quiere encontrar pornografía, o cualquier otra cosa, la encontrará, tanto en Internet com
o fuera de la Red. Es mejor enseñarles sobre esa curiosidad y las maneras legítimas o ilegítimas de expresar esa curiosidad que simplemente decir: “Lo desenchufo y deja de ser un problema”.

Diario perfil: Entrevista a Burbules

¿FORMACIÓN DOCENTE EN NUEVAS TECNOLOGÍAS?

-¿Se están formando docentes capaces de introducir las nuevas tecnologías?

-Estamos en un momento histórico único, en el que los alumnos saben más que los docentes. Entonces, el profesor tiene que establecer una nueva manera de relacionarse, porque el alumno puede ayudarlo a enseñar. Si los profesores prestan atención, pueden entender lo que al estudiante le interesa y comprender lo que está haciendo. La tecnología debe ser simplemente una parte de la tarea de enseñar. Si esto sucede, los docentes no se van a preguntar cómo deben utilizar una computadora. Simplemente interactuarán con su área de conocimiento.


REVOLUCIÓN DEL CELULAR EN LA EDUCACIÓN

-Los estudiantes de Santiago, Chile, organizaron una revuelta pocos meses atrás utilizando blogs y mensajes de texto.

-Justamente, ésta es la cuestión. Un teléfono celular no es simplemente un teléfono celular. Es útil para enviar mensajes de texto, es una cámara, un video, un grabador, reproduce música. Entonces hay que pensar en todos los usos que para la educación podrían existir a través de esta tecnología, que es mucho más barata que una laptop y que los chicos ya tienen.

-¿Será el celular la tecnología que marque la evolución de la lengua escrita, a través de los mensajes de texto?

-No lo sé. En general, la gente distingue cómo habla o escribe según el contexto. Puede suceder que para mandar mensajes de texto utilice un código, pero cuando escribe para postularse para un trabajo usa una lengua formal. Para mí lo más interesante de los mensajes de texto es que es un lenguaje totalmente inventado. Cuando las compañías desarrollaron los teléfonos celulares, discutían si iban a desarrollar la capacidad de mandar mensajes de texto a través del teléfono celular. Se preguntaban para qué mandar a alguien un mensaje de texto cuando uno tiene el aparato en su mano y podría simplemente hablar. Las cosas no funcionaron así. Los jóvenes son los líderes. Ellos están inventando este lenguaje. Hay una lección ahí para los educadores acerca de la creatividad de la inteligencia colectiva de la gente joven.


OPINIÓN SOBRE PROYECTO DE UNA COMPUTADORA POR CHICO


-¿Conoce el proyecto OLPC, One Laptop Per Child, promovido por Nicholas Negroponte, que impulsa el Ministerio de Educación de la Argentina?

-No sé mucho acerca del proyecto, pero si uno va a invertir un millón de dólares para comprar computadoras debe preguntarse si ésa es la mejor manera de gastar el dinero. El verdadero desafío para los educadores es pensar dónde están y hacia dónde se dirigen los jóvenes. Porque nosotros los estamos siguiendo a ellos. El otro día me enteré de que en Estados Unidos muchos jóvenes consideran el correo electrónico una tecnología vieja. No lo usan más: usan mensajes de texto instantáneos. ¿Hacia dónde se dirigen los jóvenes? Lo que sabemos es que lo que ellos tienen en el bolsillo es un celular . Tal vez antes de gastar dinero deberíamos preguntarnos si no deberíamos usar esa tecnología.


Diario La Nación: otra entrevista a Burbules

martes, 12 de mayo de 2009

Web 2.0 escolar: facebook como actividad de la materia "Cultura y Comunicación"

EL jueves pasado otro grupo de alumnos brindo una clase sobre Web 2.0. Hablaron sobre la wikipedia, el youtube, los blogs, las wikis, el facebook y otras bondades que la web en estos momentos nos ofrece para que los usuarios podamos ser los protagonistas. De todo eso, como la otra clase, el oral fue filmado por una alumna para ser subido al facebook y comenzar a compartirlo con nuestros usuarios. Por eso, algunos alumnos se pusieron nerviosos y otros querían destacarse con su oral.

El 30 por ciento de la clase tiene cuenta en facebook, y 10 por ciento tiene fotolog o weblog. No es un dato relevante pero es incipiente. De allí surgió la propuesta de armar grupos para crear cuentas en facebook de cada alumno y crear un grupo de la materia Culura y Comunicación para compartir enlaces, información recogida de la web sobre cuestiones culturales. De todas maneras, para las próximas clases trataremos el tema específicamente desde el punto de vista de los alumnos de lo que es facebook. La idea es que los alumnos que no tienen computadores o cuenta sean ayudados por los que tienen. COmenzar con algunos para que dentro de unas semanas todo el curso pueda tener acceso a la web para crear por lo menos su identidad virtual o digital, que este es otro de los contenidos curriculares de la materia: la identidad. ¿Qué se juega cuándo uno tiene que presentarse en público?.

También, otra de las actividades que pensamos es que los alumnos creen y administren el blog de la materia. Y subir un álbum de fotos sobre las actividades de la materia.

Este es una primera aproximación a la web 2.0 que son las redes sociales. Veremos como seguimos adelante con el próximo paso.

¿Enseñar blended learning, a distancia, o presencial?

Esta entrada es un texto que escribí para el curso de Capacitación sobre el uso de la Plataforma Moodle en el Instituto donde trabajo. Este es un texto para el cierre de un foro sobre el elearning y el bended learning o educación semipresencial.

Reflexión sobre el foro Reflexión sobre el foro faquilinogutierrez6695

miércoles, 6 de mayo de 2009

E-books en la escuela : lectura en pantalla vs. lectura en papel




Oral sobre el E-books. Los alumnos de la clase especial desplegaron un afiche y comenzaron explicándonos que es un e-book. Se vio que se esmeraron en su presentación, algo caótica (tengamos en cuenta que son de primer año de polimodal). De acuerdo a lo que habían investigado lograron que sepamos la diferencia entre uno y otro tipo de libros. Los que están asiduamente aconstumbrados a Internet comentaron que alguna que otra vez se habían bajado en PDF un archivo de que era un libro digitalizado. Pero en la clase se explicó el soporte de libro electrónico. Obviamente que en la escuela no tenemos e-books, ni ningún chico lo llevo a la escuela porque no es económicamente una prioridad. Un objeto muy alejado de la realidad argentina, puesto que el mercado de e-books está todavía está muy en pañales. Pero la exposición fue interesante.

Además, una de las alumnas subió a su facebook la filmación de los alumnos exponiendo, lo que ocasionó que mi red social conociera lo que estamos pensando en las aultas de una escuela secundaria argentina. Algunos de mis contactos comentaron la exposición. No fue nada del otro mundo, pero de a poco las tecnologías 2.0 están llevando a que la prácticas educativas vayan por otro lado que el tradicional. ¿Por qué no un grupo facebook sobre la materia para construir conocimientos con los alumnos? ¿Por qué no interntet desde un punto de vista de comunicación con otras comunidades de aprendizaje culturales?. Sería interesante que los alumnos pudiesen compartir lecturas de diarios, u darles otro sentido que no se nos ocurre a los que no estamos con estas tecnologías.


Pero lo más interesante de todo surgió de una charla con un grupo de alumnos que mientras preguntábamos sobre los contenidos presentados, uno de ellos me dijo que no se compraría un libro ni por nada del mundo, que la lectura de libros no le interesa para nada y le parece "al pedo". Pero que sí leía en pantalla. ¿No será que la escuela misma obtura el aprendizaje de la lectura?. ¿Y los bibliotecarios que papel juegan en este juego?. La lectura se asocia al libro, y no a la diversión. Pero cuando les expliqué que en Internet también se lee, se dieron cuenta que también leen.

Entonces surgió la disyuntiva entre la lectura en pantalla versus lectura en papel. Este último se lo asoció al libro. Para muchos de mis alumnos en el contexto escolar todo que sea lectura queda relacionado al libro. Será que la escuela no ofrece otro modelo de lectura. Ni siquiera se pudo despegar con la llegada de la televisión y después con los videos. A pesar que hay profesores que utilizamos audiovisuales, la lectura queda asociada a los libros. Leer en pantalla para ellos no es "lectura".

Incluso la lectura, para algunos está asociado con lo "aburrido", a la cultura "Nerd". Éstas cuestiones no son nuevas en las apreciaciones de los adolescentes. En un libro de Michèle Petit, "Un acercamiento de los jóvenes a la lectura", esta apreciación de los jóvenes franceses es recurrente.

Por eso, me siguen pensamientos a cada rato. ¿Cómo leen los jóvenes actuales?¿Por qué la biblioteca siguen siendo un espacio del siglo XIX más que del XX?¿Cómo construir puentes que no sean a través del libro y más que a través de la lectura, la construcción de sentido?. ¿Cómo introducir las postalfabetizaciones ante tanta diversidad sociocultural tecnológica dentro del aula?. ¿Con más salas de informática en las escuelas?¿Con más computadoras en el aula? ¿Todo pasa por la tecnología?. Creo no podemos desviar que el centro de todo es el aprendizaje, y alrededor estamos los profesores, alumnos y la institución educativa. Ni siquiera lo más importante es la lectura.

lunes, 4 de mayo de 2009

"¿Tiene sentido que un móvil, que ya no es solo un teléfono sino una pequeña computadora, se apague en el aula?", por Carlos Scolari




Entrevistado por Alejandro Piscitelli

Carlos Scolari es licenciado en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Rosario, y doctor en Lingüística Aplicada y Lenguajes de la Comunicación. Dirige el Departamento de Comunicación Digital y es profesor titular de Teorías de la Comunicación y Fundamentos de Comunicación Digital en la Universitat de Vic. Produce además digitalismo.com, y es autor de Hacer clic. Hacia una sociosemiótica de las interacciones digitales y No pasarán: Las invasiones alienígenas desde H. G. Wells hasta S. Spielberg. Coordina el Grup de Recerca d'Interaccions Digitals (GRID).


—Hay iniciativas, como las de Hugo Pardo y otros colegas, que intentan ver cómo puede integrarse mejor el móvil en la vida universitaria. ¿Qué opina de eso?


—Hace poco tiempo se dio a conocer públicamente un informe que habla de la situación de la educación en Cataluña y la deja por la tierra. Habla de la caída del nivel educativo, del abandono escolar en la primaria y la secundaria. Luego, y a propósito de ese informe, Manuel Castells publicó en el diario La Vanguardia un artículo muy interesante donde decía que una de las causas podría atribuirse a que no hubo en el sistema educativo de Cataluña una inversión en infraestructura educativa; y la segunda causa la remite al desnivel total entre lo que es la escuela como institución y lo que es la vida de los adolescentes. Los chicos crean sus redes a partir de teléfonos móviles y hacen un consumo diferente de las cosas, dice Castells. Para un chico ir cuatro horas a la escuela a que le cuenten una historia que está basada en un libro es una tortura. Y por más que haya conexión a internet en las escuelas hay un defasaje muy grande entre la formación de los profesores y la realidad cotidiana de estos chicos.

En ese contexto yo me pregunto ¿tiene sentido que un móvil, que ya no es sólo un teléfono sino una pequeña computadora, se apague en la escuela? Se podría utilizar para cuando, por ejemplo, se van de excursión a la montaña, para sacar fotos, armar un blog y mandar cosas a chicos de otras escuelas, utilizar de distintas formas este instrumento. Pero reconozco que esto requeriría una reforma estructural del sistema educativo. Las aplicaciones educativas para móviles aún no están explotadas y en esa línea está trabajando Hugo Pardo.

En la universidad el móvil podría servir, por ejemplo, para descongestionar las matrículas y todo el proceso de matriculación de las asignaturas, cambio de horarios, etc. Sería muy útil que el alumno pudiera tener acceso a todos estos servicios a través del móvil.

—Recientemente tuvo lugar “La Semana Monográfica de la Educación”, realizada por la Fundación Santillana. Allí se presentó un informe cuantitativo del CNICE, del Ministerio de Educación de España, que develó un bajo aprovechamiento de la tecnología en el aula: independientemente del aumento de la cantidad de computadoras y de la conectividad, en las escuelas existe un uso básico de la tecnología. También mostraba que los procesos creativos no ocupan más que un 10% del tiempo en la escuela, y que muchos docentes que usan las TIC en su casa no las usan en el aula. Estos son datos duros, pero si pensamos en el aporte que hizo allí también César Coll , el análisis se hace interesante. Él dice que las gramáticas conservadoras de la escuela no están enquistadas en la aceptación o no de las TIC sino en la fosilización del currículo: el lugar intocable es el currículo. ¿Hasta cuándo cree que la escuela va a resistir con este currículo monolítico, de largo plazo, que exige que los chicos estén en un mismo lugar por muchas horas durante doce años para luego dar exámenes con bajísimos resultados?

—A nivel estructural no sé cuánto es el nivel de fosilización del currículo, pero lo que sí puedo decir es que en España hay un gran problema del que se quejan tanto los sindicatos como los maestros: que no se llega nunca a asentar el sistema educativo. El gobierno de Aznar hizo una reforma educativa, luego el gobierno socialista hizo otra reforma, pero ninguna tuvo el consenso de todos los sectores. En este contexto y con la transformación que vivimos respecto de las formas de apropiarse del conocimiento, la escuela queda mal parada.

—Claro el problema es una cuestión ecología del conocimiento, dónde se lo produce, quién lo produce, cómo se genera. El paradigma de apropiación y de difusión del conocimiento en la escuela es reproductivo, pasa por el libro de texto. Y no es lo que se ve hoy en los chicos, ellos usan y producen la Wikipedia, por ejemplo, una producción colaborativa de conocimiento ¿ A nivel universitario también se da esta antinomia?

—Sí. Aunque el objeto libro en la universidad española es totalmente extraño al alumno, genera rechazo.

—Sin embargo hay muchísimo material editorial nuevo, para las disciplinas sociales…

—Sí, pero la consigna es publicar manuales, materiales introductorios, cada vez menos ensayística, menos texto profundo.

—Recientemente, la noticia de tapa de la revista Newsweek fue Jeff Bezos y el nuevo lector de libros electrónicos Amazon Kindle, y en la tapa decía “no es el fin del libro, pero es el fin del libro en papel”. ¿Qué piensa de eso?


—Habrá que verlo. Hace poco fui al Salón del Libro de Barcelona, una feria muy pequeña, y veía muchos stands de las administraciones públicas, de las comunidades autónomas cuyas publicaciones están relacionadas con compromisos políticos, y pensaba ¡cuántos árboles destruidos sin sentido, cuánto papel! Que el libro siga existiendo, pero entonces hagamos un desarrollo más sostenible del planeta.

Fecha: Diciembre de 2007

Nota completa: http://portal.educ.ar/noticias/entrevistas/carlos-scolari-es-licenciado-e.php

viernes, 1 de mayo de 2009

¿Por qué las escuelas deberían usar software libre?



por Richard Stallman

Hay razones generales por las que todos los usuarios de computadoras deberían usar software libre. Le da a los usuarios la libertad de controlar sus propias computadoras (con el software privativo la computadora hace lo que el programador del software quiere que haga, no lo que usted desea). El software libre también le da a los usuarios la libertad de cooperar unos con otros y llevar una vida honrada. Estas razones son tan aplicables para las escuelas como para cualquier persona.

No obstante, hay razones especiales cuando se trata de las escuelas. Esas razones son el objetivo de este artículo.

La primera es que el software libre supone un ahorro de costes para las escuelas. Incluso en los países más ricos, las escuelas andan escasas de dinero. El software libre le da a las escuelas, igual que a cualquier otro usuario, la libertad de copiar y redistribuir el software, por lo que pueden hacer copias para todas las computadoras que tengan. En los países pobres esto puede ayudar a reducir la brecha digital.

Esta razón obvia, aunque importante, es más bien superficial. Los autores de software privativo pueden eliminar esta desventaja donando copias a las escuelas (¡ojo!, las escuelas que se acojan a estas ofertas puede que tengan que acabar pagando por actualizaciones posteriores). Veamos otras razones más profundas.

La escuela debería enseñar a los estudiantes estilos de vida que fuesen beneficiosos para la sociedad en su conjunto. Debería fomentar el uso del software libre al igual que fomenta el reciclaje. Si las escuelas enseñan software libre, entonces los estudiantes utilizarán software libre cuando se gradúen. Esto ayudaría a que la sociedad en su conjunto se librara del dominio (y abuso) de las megacorporaciones. Estas empresas les ofrecen muestras gratuitas a las escuelas por el mismo motivo por el que las empresas tabaqueras regalan sus cigarros: para crear en los niños adicción (1). Cuando los estudiantes crezcan y se gradúen, no les harán ningún descuento.

El software libre les permite a los estudiantes aprender cómo funciona. Cuando algunos estudiantes alcanzan la adolescencia, quieren aprenderlo todo sobre los sistemas computacionales y su software. Esa es la edad a la que aquellos que serán buenos programadores deberían empezar su aprendizaje. Para aprender a escribir buen software, los estudiantes necesitan escribir y leer mucho código. Necesitan leer y comprender programas reales que la gente utilice en la realidad. Tendrán una curiosidad especialmente intensa por leer el código fuente de los programas que usen a diario.

El software privativo rechaza su sed de sabiduría: les dice «el conocimiento que buscáis es secreto; ¡aprender está prohibido!». El software libre anima a todos a aprender. La comunidad del software libre rechaza el «sacerdocio de la tecnología», que inmoviliza a la gente en la ignorancia del funcionamiento de la tecnología; animamos a los estudiantes de cualquier edad y situación a que lean el código fuente y aprendan tanto como quieran saber. Las escuelas que utilicen software libre permitirán que los alumnos más brillantes en programación avancen.
La siguiente razón para utilizar software libre en las escuelas es aun de más profunda. Esperamos que las escuelas les enseñen a los estudiantes hechos básicos y habilidades de utilidad, pero ese no es su único objetivo. La misión fundamental de las escuelas es enseñar a ser buenos ciudadanos y buenos vecinos (cooperar con aquellos que necesiten nuestra ayuda). En el ámbito informático, esto se traduce en enseñar a compartir el software. Las escuelas primarias, especialmente, deberían decirle a sus alumnos «si traen software a la escuela, deben compartirlo con los demás niños». Por supuesto, la escuela debe predicar con el ejemplo: todo el software que instalen debería estar disponible para que los alumnos lo copien, se lo lleven a casa y lo redistribuyan tanto como quieran.

Enseñar a los estudiantes a utilizar software libre y a participar en la comunidad del software libre, es una lección cívica llevada a la práctica. También les enseña a los estudiantes que el modelo a imitar es el del servicio público y no el de los grandes magnates. Las escuelas deberían usar software libre en todos sus niveles educativos.

(1). La empresa tabaquera RJ Reynolds fue multada con 15 millones de dolares en 2002 por regalar muestras gratuitas de tabaco en eventos de asistencia infantil. Vea http://www.bbc.co.uk/worldservice/sci_tech/features/health/tobaccotrial/usa.htm (en inglés).

Fuente: http://www.gnu.org/philosophy/schools.es.html